Certificación de eficiencia energética de viviendas, oficinas, locales y edificios en la Comunidad de Madrid
Teléfonos:  
655057547 - 651173328 - 910170358
CERTIFICADOS ENERGÉTICOS MADRID

Solicite presupuesto sin compromiso en el 655 057 547
o escribiendo a info@certificadosenergeticosmadrid.com

Segundo aniversario del certificado energético con un sabor agridulce

certificado-eficiencia-energetica-santamarta

Certificado de eficiencia energética

Hoy se cumple el segundo aniversario de la entrada en vigor del certificado de eficiencia energética, obligatorio desde el día 1 de junio de 2013 para viviendas construidas antes de 2007 que se vayan a poner a la venta o alquiler.

El balance que se puede hacer durante estos dos años transcurridos deja un sabor agridulce, ya que por una parte entendemos que el certificado energético resulta positivo para los consumidores, puesto que si se realiza de forma correcta y se aplican las medidas de mejora propuestas, puede redundar en un ahorro económico, pero por otro lado ha calado mayoritariamente en la sociedad que el certificado energético es un nuevo “impuesto” más, con el consiguiente coste y reducción de la renta de los propietarios.

Especialmente se echa en falta el cumplimiento de la certificación de eficiencia energética en viviendas que se van a poner en alquiler, en las que gran parte de los propietarios no cumplen con la obtención del certificado energético, con el consiguiente riesgo que asumen de que puedan recaer sobre los mismos las correspondientes sanciones. Igualmente se detecta que este requisito sólo se cumple en el momento de formalizar los contratos o escrituras, obviando la obligatoriedad de contar con la etiqueta energética en el momento de anunciar los inmuebles.

Entre los arquitectos y demás técnicos, el balance tampoco es positivo, puesto que a pesar de que ha supuesto una nueva fuente de ingresos para el sector, las guerras de precios que han dejado este producto en manos de “mercenarios” o técnicos con poca experiencia e incluso sin cualificación, cuya única manera de competir es tirando los precios. Los mejores profesionales quedan fuera del mercado de los “certificados energéticos a 30 euros“.

Por parte de la administración, echamos de menos una política más amplia de ayudas para los consumidores encaminadas a que se realicen las mejoras necesarias para reducir el consumo energético, con el consiguiente beneficio para la sociedad. La implantación del Informe de Evaluación de Edificios para subvencionar la rehabilitación energética de edificios está pasando inadvertida entre el gran público y una buena parte de los profesionales.

Aprovechamos este aniversario para desear que se cumplan de forma efectiva los objetivos que se persiguen con la implantación del certificado de eficiencia energética, puesto que de otra manera seguirá siendo visto como una carga para los propietarios de viviendas y una “merienda de negros” para los profesionales que se podrían beneficiar de este trabajo.

No hay comentarios

Agregar comentario